About Me

Mi foto
IN Gallego Gómez - Pastrana
Diseñadora, Escaparatista & Visual Merchandising

Traductor

Ecoapnea

Ecología,Apnea&Arte

Defensa de Océanos

Salvamento de Delfines

No a la masacre Delfin

Protección & Defensa

APAC Protectora

Leyendas de Sirenas



LEYENDA DE LA SIRENA KYVALRIA IOUNN

La Reina Sirena


Cuenta la leyenda que el Dios del Mar y la Diosa Tierra solo tuvieron una hija, a la que llamaron Kyvalria Iðunn, la cuál debiera proteger ambos reinos eternamente.

Para ello su madre tierra le otorgo un cuerpo de mujer invencible que forjarían fuerte las Valquirias y los Centauros, el dominio de los elementos del fuego y la tierra así como una larga cabellera roja como la lava de las profundidades de los volcanes, para que no olvidara los dones de la tierra.

Su padre le regaló la inmortalidad, el poder de tener a su servicio los elementos del agua y el aire, concediéndole una cola de pez para que no olvidara el reino del mar.

Pero su corazón era tan puro que los habitantes de los 4 elementos tenían miedo de que alguien tan poderoso se corrompiera, por lo que llegaron a un pacto con el Señor del Mar y la Dama de la Tierra, proteger su corazón con una coraza que las hadas y los unicornios llenarían de luz de amor puro, para que nunca olvidará proteger toda la vida, los Gnomos, Enanos y Duendes buscaron extrayendo los minerales más duros e impenetrables, hasta los más secretos no descubiertos por el hombre, todos los Dragones del universo se unieron para fundirlos, algo que fue posible gracias a la magia de las Brujas Blancas, los Elfos, Druidas y Leipreachan que aportaron buena suerte.

Con tal alianza por proteger la vida, se cubrió el corazón de Kyvalria Iðunn la Reina Sirena quien defendiendo el equilibrio eternamente, navega veloz por el mundo, aunque su habita principal se extiende desde el Océano Atlántico, pasando por sus aguas preferidas los mares Cantábrico, Celta, de Irlanda, del Norte, y mar Báltico hasta el Océano Glacial Ártico.

¿Desea ver o conseguir los Tesoros de la Sirena Kyvalria Iðunn?

Visite

__________________________________


LEYENDA DE LA SIRENA GLASHTYN VON UISGE

Secretos de una Sirena Vampiro


Aunque las gentes de tierra duden de si es cierto o no, son muchos los navegantes que saben de este misterio, aunque los que lo cuentan nunca lo vieron, pues dicen que nadie que la haya visto sobre vive.

Glashtyn Von Uisge es de apariencia fría e inerte, impasible por su insensibilidad al dolor, don que le otorgo nacer de la unión de un Kelpie y una mujer Vampiro, pero también es su condena, pues ella es una Sirena de las profundidades a la que solo alumbra su propia luz y a la que jamás le puede dar el sol, por lo que sube a la superficie de noche para alimentarse de la sangre de los marineros a los cuales hipnotiza con su canto, posándose sobre la cubierta con su sigilosa habilidad de volar, se presenta ante ellos como una doncella perdida de largos cabellos violetas, piel blanca y vestido roto que poco oculta más que su cola para atraer su atención, luego convocando una tormenta hace desaparecer su rastro.

A pesar de ser hematófaga y solitaria debido a su carencia de sentimientos, en algunas ocasiones se relaciona con otros seres como fantasmas, kelpies, vampiros, brujas y Schwarzwaldwichtel, en busca de respuestas, ya que anhela sentir algo, sobre todo aquello que llaman amor, por ello busca cosas abandonadas, arrastradas por las aguas de las dársenas de los castillos, robadas, hundidas, perdidas... navegando desde la la Selva Negra por la cuenca del Danubio hasta el Mar Negro que es donde habita, aunque aveces cruza el estrecho de Bósforo hacia el mar Egeo prefiere su territorio antes que cazar en aguas de Grecia y Turquía.

¿Desea ver o conseguir los Tesoros de la Sirena Glashtyn Von Uisge?

Visite


__________________________________


LEYENDA DE LA SIRENA MO´OREA MAHI MAHI

La Hija del Dragón


Hace mucho tiempo antes de que Mo´orea fuera una isla volcánica del archipiélago de la sociedad en la polinesia francesa, cuando sólo era un volcán en el fondo del mar, un gran dragón dorado marino puso en el centro de este el único huevo al que dio a luz, pues sabía que en su interior el calor sería suficiente para protegerlo hasta que se desarrollara. Cuando el dragón regresó, encontró que alrededor del volcán, un enorme pulpo custodiaba el territorio esperando devorar a la criatura que saldría del huevo. El dragón lucho contra el pulpo hasta acabar con el, dejando su cuerpo sobre el que crecerían en un futuro 8 valles, aunque le costo su propia vida, la cuál duró unos breves instantes para liberar al huevo en el mar, del que vio salir una hermosa sirena de cola de oro, a la que llamó Mo´orea Mahi Mahi que significa en haitiano lagarto dorado muy fuerte.

Quizás por ello en Mo´orea hay varias leyendas, una cuenta como un lagarto gigante partió con su cola ambas bahías, las de Opunohu y la de Cook o Paopao. Otra habla de sus 8 valles que forman una estrella, con lo cual muchos lo asemejan a que la isla es un pulpo.

Mo´orea mahi mahi creció sola, viendo como el volcán se convertía en una isla, que empezaba a poblarse, nunca quiso ir muy lejos de su hogar, aunque a veces merodea por la costa de América del norte, se mueve en aguas del sur del océano pacifico, desde Mo´orea su hogar hasta isla de Pascua , no llegando más lejos de Indonesia y Tailandia su territorio favorito esta en el océano pacifico central en las islas Hawaii, atraída por los cánticos mele y danza hula de los polinesios, se sintió identificada con sus mujeres a las que observaba lo más cerca que podía a escondida, viéndolas bailar en la playa con el pecho al descubierto, contoneando las caderas tal y como ella nadaba, con la esperanza de que abandonaran en la orilla alguno de sus adornos que ella tanto adoraba, para así rescatar esos tesoros efímeros, compuestos de flores, semillas y hojas que no había en el mar. Desde entonces le encanta sumergirse en esta zona donde encontrar objetos vintage dentro de aviones de la IIWW con los que desea parecerse a las chicas pin up pintadas en ellos.

¿Desea ver o conseguir los Tesoros de la Sirena Mo´orea mahi mahi?


__________________________________


LEYENDA DE LA SIRENA ELASYRUS

La Condena del Pirata


Dice una canción antigua de bucaneros...

“Sobre y bajo las aguas del mar,

una sola cosa hay

que los sanguinarios piratas temen

y no es la muerte o la condena,

ni las cadenas de los grilletes,

ni los cañones en alta mar,

ni los corsarios del rey que vienen,

no es la peste o la gangrena,

ni los barcos en llamas o perder sus vienes.

Bajo y sobre las aguas del mar,

una sola cosa hay

que los sanguinarios piratas temen,

que Elasyrus les encuentren”


Conocida en las aguas del Océano Atlántico, Triángulo de las Bermudas, mares del Caribe, Coral, Tasmania y Arábigo, como la Diabla de los Mares, es la condena de quienes pacta con ella a su paso.Elasyrus nunca pierde, egoísta, manipuladora, fuerte y despiadada, con las artes de su erótica belleza promete al capitán de cada barco que encuentra, inclinar astutamente la balanza a su favor solo a cambio de una pequeña parte del botín, su secreto es que nadie sabe que sus promesas son infinitas, creando conflictos entre capitanes, consigue hundir uno tras otro en diversos asaltos. Pero la codicia de los hombres hará que jamás dejen de pactar con ella, pues todos ansían buscarla, creyendo que si la derrotan les dirá dónde se encuentra la cueva submarina donde acumula como una urraca sus inmensos tesoros.

¿Desea ver o conseguir los Tesoros de la Sirena Elasyrus?

Visite


__________________________________

LO QUE ENCUENTRAN LAS SIRENAS


Diseño, fotografía y textos originales Copyrigh © de INma Gallego Gómez - Pastrana
Reservados todos los derechos


LIBRO I


Cuaderno de Bitácora de Eire McGinley Gall Capítulo 1


Mi nombre es Eire McGinley Gall, nací en Donegal hace 28 años, mi padre y yo vivimos en un antiguo Lightvessel o barco faro restaurado al que llamamos Náyade, el mismo en el que mi padre trabajó toda su vida antes de que lo dieran de baja para automatizarlo, siendo sustituido por una boya de navegación, por eso decidimos comprarlo tras su prejubilación y el éxito de mi proyecto de fin de carrera de biología marina, ya que era el lugar idóneo para el trabajo de investigación en el que acaban de contratarme, más tras la separación de mis padres, pues aunque seguímos en contacto con mamá a menudo, ella necesitaba una vida distinta a la nuestra, en tierra, lejos de la incertidumbre del cambiante reino de Neptuno y todos sabíamos que eso era lo mejor, ya que mi padre y yo jamás cambiaríamos el mar por nada, para nosotros lo era todo, lo llamábamos la patria de los corazones solitarios que miran al horizonte.

A bordo de Náyade, no solo vivo desarrollando mi empleo sino que continuo mis investigaciones personales sobre Sirenas, las cuáles me arrastraron hasta el agua toda mi vida desde la niñez y a las que había contribuido mi padre con las leyendas que traía de alta mar, en las que más de una persona aseguraba haberlas visto asi como tener en su poder indicios de su existencia.

Siempre me pregunté si todo aquello sería cierto, perdiendo la vista en las aguas, desde los acantilados, soñaba con adentrarme en lo más profundo, sin más temor que no alcanzar a conocer todos sus secretos, sintiendo esa llamada intensa que no todos conocen, desde mi primera inmersión con mi padre, esa sensación de paz en la que el mundo que conocemos desaparece, borrado por la mágica visión y el silencio de tu propia respiración que parece parar el tiempo, invitandote a despertar otros sentidos... Al salir del agua, observamos la caida del sol, absorta en mis pensamientos no siento frío bajo el neopreno que parece ser mi propia piel, reflexiono... si hubiera una fórmula para aguantar más bajo el agua de forma natural que no fuera la apnea... si existieran... si pudiera convertirme en una de ellas lo haría sin dudar, descubriendo lo que encuentran las Sirenas.

Ahora mi vida esta dónde siempre quise, en el mar, mi patria, mi hogar, dónde bucear e investigar día tras día en sus profundidades, describiendo en este cuaderno de bitácora todas mis indagaciones, las cuáles me han llevado a encontrar 4 leyendas que han llamado mi atención sobre todas las demás, pues creo que esconden entre lo que parecen imaginaciones cierta realidad, por ello persigo su rastro bajo el agua, intentándo encontrar alguna señal que me guíe hasta ellas confirmando así su existencia.

Pirate Black Christmas Balls Capítulo 2


Sigo el rastro de aquella a la que aún llaman la condena del pirata, aunque he hallado textos donde se la menciona como el diablo del mar, no hay boca que pueda pronunciar su nombre más que estas letras, pues su furia la precede ocultándome a cualquiera por tierra o en alta mar con vida que pueda hablarme de ella. Decidí por tanto seguir la pista de unas cartas de navegación de 1691, realizando una inmersión en aguas del Océano Atlántico, puesto que eran las más cercanas a la ubicación que debía visitar obligatoriamente para mis labores de investigación, no quedando muy lejos el lugar que indicaban estos antiguos escritos, donde un 13 de enero Elasyrus hundiera el navío "The Darkness", dirigido por su capitana Madame Aletvia Tersem, despiadada pirata conocida por capturar siempre vivos a los a los capitanes de los barcos que saqueaba, con el único fin de mostrarles su derrota y deleitarse después viéndolos hundirse con un par de balas de cañón encadenadas a su cuello, las cuales había decorado previamente como bolas negras de Navidad, muchos piensan que por pura demencia, otros dicen que para consolarse vengando la muerte de su esposo a quien mataron ante ella cuando navegaban juntos un 25 de diciembre, motivos desesperados que la guiaron a pactar con este demonio del mar, del que no encontré más que una vieja canción y una advertencia, gravados en el interior de un cofre de hierro, en el cuál se encontraba una caja de madera que contenía dos balas de cañón, decoradas para una macabra Navidad, que por suerte para algún alma ignorante de su destino nunca llegó a celebrarse.

La descripción prevenía...


Esta es la leyenda de Elasyrus
la Condena del Pirata

Dice una canción antigua de bucaneros...

“Sobre y bajo las aguas del mar,
una sola cosa hay
que los sanguinarios piratas temen

y no es la muerte o la condena,
ni las cadenas de los grilletes,

ni los cañones en alta mar,
ni los corsarios del rey que vienen,

no es la peste o la gangrena,
ni los barcos en llamas o perder sus vienes.

Bajo y sobre las aguas del mar,
una sola cosa hay
que los sanguinarios piratas temen,
que Elasyrus les encuentren”

Conocida en las aguas del Océano Atlántico, Triángulo de las Bermudas, mares del Caribe, Coral, Tasmania y Arábigo, como la Diabla de los Mares, es la condena de quienes pacta con ella a su paso.

Elasyrus nunca pierde, egoísta, manipuladora, fuerte y despiadada, con las artes de su erótica belleza promete al capitán de cada barco que encuentra, inclinar astutamente la balanza a su favor solo a cambio de una pequeña parte del botín, su secreto es que nadie sabe que sus promesas son infinitas, creando conflictos entre capitanes, consigue hundir uno tras otro en diversos asaltos.

Pero la codicia de los hombres hará que jamás dejen de pactar con ella, pues todos ansían buscarla, creyendo que si la derrotan les dirá dónde se encuentra la cueva submarina donde acumula como una urraca sus inmensos tesoros.

Sin embargo encontré el modo de pactar con ella, sin entrar en ese juego al filo del abismo, demostrándole que no ansío riqueza alguna, no moviéndome más que por el vacío que ocupa mi alma hacia engendrar un dolor que supere al que me parte en mil pedazos cada instante.



Madame Aletvia Tersem

Me pregunto que la hizo diferente, si finalmente acabó en el fondo del océano, que habría descubierto para pensar así, pero sobre todo como consiguió encontrar a Elasyrus, para llegar a tener la oportunidad de entregarle una propuesta distinta a la de los demás capitanes, que ocurrió para que Elasyrus no se sintiera atraída desestimando su oferta, a pesar de saber que al igual que ella, solo le importaba la venganza con la salvedad de carecer de su avaricia, ya que lo más valioso jamás lo recuperaria, porque hundirla a ella y al “The Darkness". Quizás simplemente la vio como una asesina que le hacia competencia, pero... no tiene sentido, pues he leído que la muerte de esos capitanes reportaba todos los beneficios a Elasyrus. Tiene que haber algo más, sino porque Madame Aletvia le confesaría tales sentimientos.

He buscado en el cofre, así como en la caja, pero no encontré nada más, ninguna pista, ni siquiera tras realizar una segunda inmersión en el mismo lugar, solo me queda seguir buscando a través de los escritos, palimpsestos o pergaminos que tengo la oportunidad de revisar en archivos y bibliotecas cada vez que desembarco.



Arcaica Joya Patella Ferruginea Capítulo 3

04:04 hs. No puedo dormir. Subí a cubierta, mientras mi padre sigue en brazos de Morfeo. Caliento mis manos con una taza de café mirando al horizonte, mientras mis pensamientos son mecidos por el mar como todo lo que hay a bordo de Náyade, alumbrada aún por la luna que se refleja en el agua, no dejo de recordar la inscripción de la caja, las palabras de Madame Aletvia Tersem, pensando en la superficie del océano, como un inmenso espejo que me sostiene y a las Sirenas oculta, reflejando todo cuanto esta por encima de él, pero bajo el que otro mundo paralelo al mio sigue su curso constante, variable, parece tan inmutable visto desde aquí, pero yo sé que no es así, su fragilidad es tan grandiosa y trascendente, como la imponente relación que nos une, tan estrecha que aveces parece invisible, lo que nos hace olvidarnos de la preferente importancia del ruego de su voz en el rumor del agua, todo lo que nos rodea respira y habla si se sabe escuchar, hasta las piedras del fondo cuando buceamos, todas cuentan una historia, ellas nos dicen que ha sucedido en el agua, por la vida que las puebla, al igual que las conchas de la orilla cuando paseamos por la playa, las cuales nos hablan de las corrientes, como jeroglíficos esperando ser desvelados.



Recuerdo una historia que me contó una anciana durante un paseo que realicé por orillas del mar Cantábrico, ella creía que las aguas y todo lo que reside en estas nos escucha, del mismo modo nosotros podemos escucharlas. Si necesitamos respuestas, podemos lanzar esa pregunta al mar desde nuestro pensamiento y caminar por la orilla justo donde se unen, en el umbral dónde ambos mundos se funden, se puede oír fuerte el poder de las profundidades, allí dejando nuestra mente en blanco observaremos a nuestro alrededor hasta sentirnos atraídos por una piedra o concha con una forma que aunque sencilla cautivara nuestros sentidos con la certeza de ser la piedra que debemos coger, donde sus marcas, señales, forma o color, cobrarán sentido mutando de una metáfora hasta la respuesta ansiada, sabiendo distinguir que algunas solo serán avisos, una pista hasta la que debemos tomar, dejando en la misma posición y lugar las que no debemos tocar, pues así no moveremos las piezas de otros destinos, que también buscan respuestas.



Desde entonces siempre escuche, observando la vida hasta en las cosas más pequeñas,
respetando su libertad y su espacio.


Contemplando desde mi experiencia en biología, los lamentos del mar y la naturaleza que nos rodea codificados como pura criptografía, en cada prueba analizada, los cuales me alejaron de mis investigaciones personales estos días atrás, pues reportamos nuestros datos sobre las lapas,


colaborando con otros biólogos con la Fundación General CSIC, que ha concedido la financiación de un proyecto sobre la especie Patella Ferruginea, dentro de la primera convocatoria de Proyectos Cero Especies Amenazadas titulado “Plan de acción para las propuestas de viabilidad de la lapa en peligro de extinción, Patella ferruginea”. La anatomía de Patellidae es una verdadera joya de la naturaleza marina, suele ser gruesa, con costillas radiales más o menos conspicuas, que revelan estructuras muy arcaicas, que demuestran que se trata de los gasterópodos actuales más primitivos. Es un tesoro que si no cuidamos, desaparecerá para siempre, como este ejemplar encontrado a la deriva.


Lo que encuentran las Sirenas
tiene un gran compromiso
de respeto con toda la vida y el medio ambiente
no cogiendo jamás, piedras,conchas,
lapas, caracolas, etc vivas o habitadas,
solo las encontradas vacías y a la deriva.
Fotografiando a los seres vivos en su estado natural,
sin tocarlos ni molestarlos en su hábitat.

Información sobre lapas obtenida del enlace
José Templado, Museo Nacional de Ciencias Naturales, CSIC,
y Javier Guallart, Universidad Católica de Valencia,
a quienes dedico este capítulo agradeciendo su dedicación
la cuál a aportado en esta ocasión realismo al trabajo de mi personaje.


Un Altar a las Sirenas Capítulo 4

Hay un lugar, donde la historia que me contaron se ha hecho realidad, donde se materializan las peticiones al agua, a las damas del mar, un altar donde todos los que suspiran por un sueño han decidido ir más allá de esperar las respuestas escritas en las piedras o las conchas de la orilla, entregando algo de si para que escuchen sus ruegos sobre rocas, arena y algas llenas de vida que sostienen sus peticiones hasta que las olas se las lleven a ellas, a las Sirenas.


Nunca imagine encontrar algo así en nuestros días, pero allí estaban, eran ofrendas de verdad para las Sirenas, peticiones de quienes habían podido llegar hasta allí o habían conseguido contactar con alguien en la mar que las portara, dejándolas brillando bajo los rayos del sol entre dos mares, sobre unas rocas en medio del mar de Alborán, en esa mezcla de ambos ecosistemas donde se encuentra el hábitat de la mayor población del delfín Tursiops truncatus la especie de cetáceo odontoceto de la familia Delphinidae, hogar de la última población de marsopas comunes del Mediterráneo y el más importante campo de alimentos de tortugas marinas de Europa, que pudimos contemplar a nuestro regreso desde Cerdeña.  

  

St. Patrick´s Day & Celtic Wedding. Capítulo 5

Tras días de navegación llegamos a casa a tiempo, para asistir a un gran acontecimiento, celebrar el día de San Patricio y pasar unos días con mama, quien ya nos esperaba en su casa perfumada de caseras irish potatoes candy!.

Mi querida tierra esmeralda...  Irlanda brilla hoy más que nunca, la música de la gaita,el violín, la flauta y el bodhran suena por los pubs mientras la gente brinda con pintas y bailan sin parar. Mi querida amiga Holda no pudo elegir un día mejor para casarse que hoy, así que estamos de doble celebración, tras una preciosa ceremonia de handfasting en un acantilado cercano a su casa de campo, disfrutamos de un banquete acompañado de un maravilloso reel.

Me encantaron todos sus detalles de boda.




El espíritu de la dama del anillo. Capítulo 6


Volvimos al reino del océano y el reencuentro con nuestras gentes del agua cuando nos cruzamos con otros barcos, traen nuevas leyendas entre los lobos del mar, en esas oportunidades de compartir un buen café al amanecer dónde cuando parece que todo esta descubierto, el destino nos revela como un mago misterioso nuevas sorpresas...

Esta vez las palabras que trae el viento desde otros navegantes son sobre la dama del cristal, nadie sabe su nombre, solo que su alma vive encerrada eternamente en un anillo el cuál le traerá la muerte si se rompe.

Prisionera, sufre en silencio desde que quedó atrapada al intentar conjurar a Glashtyn Von Uisge , con el único propósito de que esta le concediera la vida eterna, pero justo antes de morderla la sirena escuchó sus pensamientos, viendo que estaba siendo utilizada, pues aquella dama deseaba la inmortalidad para matar a otra mujer y robarle así el hombre que la amaba, por eso invirtió el hechizo encerrándola para siempre en el cristal de un anillo, en el cuál se refleja su rostro cuando el amor esta cerca,  al leer bellas palabra o poesía en un libro o cuando quien lo lleva lo siente en su corazón, pues esta condenada a sentir lo que poseen otros que jamás será suyo.


Tras los momentos compartidos, las embarcaciones se alejan, entre la niebla en un barco que casi no se distingue,  un viejo cantan una triste canción que se oye clara a pesar de la distancia, por el silencio del mar ente el murmullo leve del agua y los motores de los barcos.

Las lágrimas de las Sirenas,
se vierten al mar por su pena...
Las lágrimas de las Sirenas,
son azules como sus venas...
Las lágrimas de su llanto,
anuncian algo en su canto...
Dispersándose en el agua formarán parte de ella,
moviéndose con las mareas y también con ellas.
¿Quién sabe dónde irán al final
todas las lágrimas de las Sirenas?
¿Hasta dónde llegará su melancolía
en sus voces tan bellas?
En sus palabras hay preguntas,
¿acaso no las escuchas?

En el silencio de la noche yo puedo oír sus cantos,
las olas las acompañan en todos sus quebrantos.
Hablan de los delfines y de otros de nuestros hermanos,
atrapados en redes de pesca,
que no pueden romper sin manos...
De largas horas luchando...
sin que nadie los haya escuchando.
Del miedo hasta ser consciente,
que es mejor respirar la última
vez marchando con la muerte.

Hablan de especies
que están dejando de existir
y a pesar de todo
de cazarlas no dejan de insistir

Hablan de peces que cuentan
que las algas se han vuelto impenetrables,
ya que no conocen
nuestros plásticos contaminantes.

Muchos comentan haber vuelto
y ver que su casa dejó de estar
no se explican como su caracola
se fue sola a otro lugar.

Las peces recién nacidos no saben
porque muchos de sus hermanos no regresan
no conocen a los niños con un cubo
que los caza como una gracia traviesa

Las Medusas y las ballenas dicen
que porque las atraviesan,
los tiburones que porque les llaman asesinos,
cuando de cortarles su aleta no cesan
las orcas y las focas que porque las encierran
los peces del acuario que cuando volverán a su tierra.

Lloran las sirenas al mar
por el maltrato de la humanidad...
Lloran las sirenas por la impotencia
de no poder cambiar, tanta maldad...
En sus voces hay preguntas,
¿acaso no las escuchas?

Isla Infinita. Capítulo 7

05 : 58 de la madrugada.

Pronto amanecerá, tras muchos días de trabajo y viaje, al fin tengo unos minutos antes de que los primeros rayos de sol despunten el alba.

Han sido momentos difíciles... son tiempos difíciles, según nos movemos con Náyade contemplamos horrorizados el estado de nuestros mares y océanos por todo el mundo, a pesar de nuestro esfuerzo como el de muchas organizaciones en defensa del mar y los seres que lo habitan, parte de la civilización sigue ajena a todo esto, como si vivieran en un planeta diferente al nuestro.

Todo ello me lleva a preguntarme donde están ellas, si realmente existen, si son las Sirenas unos cazadores sin corazón que nada les importa o acaso nos están castigando con su indiferencia para que aprendamos del dolor que nosotros mismos generamos...

Aunque... si están de verdad ahí abajo, en las profundidades más oscuras del mar, a tanta distancia de la superficie, todo debe de verse tan diferente... Si a nosotros nos invade la impotencia  de nuestra propia especie, como se sentirán ellas, al ver violados sus territorios, disminuyendo en grandes porcentajes todo lo que conocen, como luchar contra ello o quizás lo están haciendo pero no lo percibimos.

Si es verdad lo que cuentan las leyendas, tienen más poder del que imaginamos, por tanto siento temor, pues yo mejor que nadie conozco de lo que son capaces. Así que ahora, en momentos como estos en los que contemplo la extraña calma del agua en el mar, observo su movimiento como el telón de una obra de suspense, en el que el público nunca adivinaría por su estática forma, la tensión y energía que se mueven constantes tras el. ¿Se alzarán ellas ocultas al elevarse su cortina de cristalina oscuridad?, deberíamos temer ese día, pues si decidieran vengar sus mares estaríamos perdidos en nuestras tierras tan inmensamente minoritarias a sus reinos acuáticos.

Ya han pasado 3 meses desde mis últimos apuntes sobre sirenas y ahora tengo nuevas pistas. La última tormenta en la que nuestro barco fue azotado por las olas, una de las viejas estanterías de mi estudio dejó caer algunas cosas, entre ellas la desvencijada caja que encontramos en los restos del navío "The Darkness", partiéndose liberaron rodando las balas de cañón de la capitana Madame Aletvia Tersem, al recogerlas observe la caja tirada al fondo de de mi camarote, la luz de la lámpara la atravesaba mostrando sus rotos en los trozos repartidos por el suelo, pero unos de ellos parecía albergar algo, termine de forzar lo que parecía el doble fondo de la caja, encontrando en su interior un pequeño libro negro de hojas incompletas, entre los que se mezclaban símbolos extraños y hojas dobladas que escondía una tela raída, sus páginas parecían estar tratadas con algún tipo de grasa que las habían impermeabilizado sin borrar la tinta, unas letras extrañas poco legibles decían algo que parecía ser un acertijo.

Cuando Un Abismo Negro Tengas Alentado Sabras
Pues Isla Elasyrus Dará Respuesta Aquellos Sabios

que en su nombre sepan contar

Pero estaba mal escrito, porque todas las palabras empezaban con mayúsculas en las 2 primeras líneas,sin embargo la última estaba separada y en minúsculas. Entonces me dí cuenta de que la que estaba equivocada era yo, puesto que tenía ante mi un código, ya que al juntar solo la primera letra de cada palabra que comenzaba por una mayúscula, obtenía este resultado.

C - U - A - N - T - A - S
P - I - E - D - R - A - S

¿Cuántas piedras?, no tenía sentido, faltaba algo más, pero ¿qué era?, repasé las palabras, miré en los restos de la caja, en la leyenda que venía en la inscripción, pero no encontré nada, reflexionando sobre el hecho de que quizás faltaba algo que se perdió en el mar o en el tiempo, pero no tenía lógica, nadie se tomaría tantas molestias por esconder algo tan bien si supiera que se perdería tan fácilmente, así que me dispuse a registrarlo todo de nuevo y allí estaba, custodiado entre dos páginas pegadas como si fueran una sola, ¡un mapa!.


Al abrirlo observé atentamente, que no era el mapa que creí sino un dibujo, en el que aparecían unas piedras atadas con lo que parecían cuerdas, de sus  extremos colgaban vasijas hacia el fondo del mar, pero... ¿qué tenía que ver aquello con el mensaje secreto?, ¿cuántas hay?, conté las piedras, planteándome que querían decir 8 piedras... Entonces... recordé, no podía ser que fueran las mismas que había visto marcadas en antiguas cartas de navegación en algunos museos, esas mismas piedras con las que coincidía con otros navegantes que debían ser un error de geografía, saque mi cuaderno de anotaciones, comparando los dibujos que tenía además de las fotos que había encontrado publicadas en la red, tenían gran similitud, todo apuntaba a que la leyenda era cierta, sólo que ahora sabía algo más, el nombre de la Sirena que reinaba Isla Infinita, pues de las nereidas que investigaba solo una tenía 8 letras en su nombre y había sido nombrada en el mensaje, Elasyrus, la cuál representaba el 8 como símbolo de sus infinitos pactos.

Ahora tenía sentido la botella que hallamos a la deriva, así como la leyenda de Isla Infinita...






(Próximo capítulo la leyenda de Isla Infinita)

_______________________________________

Para conocer todas las novedades suscríbase como seguidor

Blogger
________________________________________

Diseño, fotografía y textos originales Copyrigh © de INma Gallego Gómez - Pastrana
Reservados todos los derechos